“Obesidad Sana”, Un Concepto Erróneo

El 50% de las personas obesas “sanas”, eventualmente enfermarán.

Hasta hace poco que la revista The Journal of the American College of Cardiology realizó una publicación científica, no se conocían estudios previos sobre las consecuencias a largo plazo de la obesidad en personas sin enfermedades, comorbilidades o acumulación de factores riesgo en un periodo de dos décadas.

El concepto de “obesidad sana” es un concepto erróneo en el que la mayoría de las personas con obesidad, paulatinamente, se vuelven menos sanos con el tiempo. Su valor clínico es erróneo ya que da por sentado que es un estado psicológico estable, en ves de un estado transitorio del deterioro de la salud relacionado con la obesidad.

Investigación

Los investigadores estudiaron a 2,521 hombres y mujeres entre las edad 39 y 62, midiendo, en todos los participantes, el índice de masa corporal (IMC), el colesterol, la presión sanguínea, la glucosa plasmática en ayuno y la resistencia a la insulina. La obesidad sana fue definida como obesidad sin ningún factor de riesgo metabólico. Más del 51 por ciento de los participantes obesos sanos se convirtió en un obeso no sano en los 20 años que duró el estudio1.

Los hallazgos del estudio enfatizaron la necesidad de tratar a todas las personas obesas, no podemos asumir que una persona que sufre de obesidad y no tiene ninguna comorbilidad, enfermedad o factor de riesgo puede mantener un estado de salud sano a largo plazo.

Para la mayoría de los obesos “sanos”, la salud decrece con el tiempo, y en muchas ocasiones no toman las acciones necesarias para bajar de peso, o no se les indica, hasta que han desarrollado alguna enfermedad o comorbilidad; por ejemplo: diabetes Tipo II, presión arterial alta, apnea del sueño, enfermedad de reflujo gastroesofágico, colesterol alto, problemas cardiacos, etc. La oportunidad de tratamiento no debe ser prolongada hasta que las condiciones de salud empeoren con el tiempo, la cuales, en ese caso, pueden llevar a otros riesgos o complicaciones, especialmente cuando eligen la cirugía bariátrica como plan de tratamiento.

Tratamiento

La cirugía bariátrica, con sus nuevas técnicas y tecnologías, en los últimos años, ha reportado pocas complicaciones e índices de mortalidad, y ha obtenido más apoyo que cualquier otra comunidad médica, como la cardiología, especialistas en medicina interna, endocrinólogos, neumólogo y muchas otras especialidades. La cirugía para la pérdida de peso es también muy llamativa para los pacientes. Hay mayor acceso e información sobre resultados que atienden a las preguntas y miedos sobre la cirugía para la pérdida de peso de los pacientes.

Este estudio ha demostrado que la “obesidad sana” debe ser vista como una fase de trascendencia a un estado de salud no sano o, en otras palabras, demostró que las personas deben priorizar el tratamiento de la obesidad aún cuando aparentemente nada esté afectado por esta, ya que eventualmente afectará a la salud de otro iniduo sano.

El tratamiento para la obesidad “sana” no debe ser postergada ya que la mayor parte de las personas con esta condición verán como su salud se deteriora con el tiempo. Este no es un nuevo concepto, sino, una prueba científica de las suposiciones lógicas que la mayoría de las personas con obesidad eventualmente tendrán enfermedades relacionadas con esta.

 

1The Natural Course of Healthy Obesity over 20 Years
Joshua A. Bell, MSc; Mark Hamer, PhD ; Séverine Sabia, PhD; Archana Singh-Manoux, PhD; G. David Batty, PhD; Mika Kivimaki, PhD.
J Am Coll Cardiol. 2015; 65 (1): 101-102.


Back to Blog

OCC’s epidemiologist is closely monitoring the COVID-19 status and is actively issuing updates as they are available. The Centers for Disease Control and the World Health Organization are the most trusted sources online.  While the CDC has announced new mask protocols for vaccinated individuals, there will be no changes for our office protocols for patients, guests, and staff members as the announcement does not apply to hospitals or medical facilities. Masks are still a requirement for all patients, guests and staff at our facility.

As we reinitiate weight loss surgery, we are constantly adapting and installing new and updated safety measures.

Weight loss surgery is medically necessary.

Bariatric Surgery and the clash of two pandemics.   

Major metabolic and bariatric surgery Societies and colleges globally are now calling for the safe resumption of bariatric and metabolic surgery before the COVID-19 pandemic is declared over. 

The sooner bariatric surgery can be safely performed, the quicker obesity, type 2 diabetes, and other diseases can be reduced or resolved as they are not only chronic they are also progressive.  Obesity is also linked to more than 40 diseases including type 2 diabetes, hypertension, heart disease, stroke, sleep apnea, osteoarthritis, and at least 13 different types of cancer.

A recent statement from the ASMBS says “Before COVID-19 began, it was clear that patients with obesity were ‘safer through surgery.’ In the era of COVID-19, ‘safer through surgery’ for patients with obesity may prove to be even more important than before.” Obesity and Metabolic syndrome have been identified as an independent risk factor for adverse outcomes including death among COVID-19 patients.

See here for full COVID-19 update. 

Contact us media
Accessibility: If you are vision-impaired or have some other impairment covered by the Americans with Disabilities Act or a similar law, and you wish to discuss potential accommodations related to using this website, please contact our Accessibility Manager at 866-376-7849.
Contact Us